Cómo mantener fresco un idioma

Hay que saber, al menos, otro idioma diferente al tuyo. El ideal hoy en día es el inglés, pero también sería bueno saber algún otro…

Hasta aquí todos de acuerdo. Así que nos ponemos a ello. Y alcanzamos un nivel más o menos aceptable, bien estudiándolo en una academia, o viviendo fuera algún tiempo… Pero llegamos, o dejamos las clases… y se va olvidando poco a poco.

Dicen que en 9 meses se ha olvidado muchísimo de lo aprendido de un idioma diferente al materno. ¡Qué rabia! Pues sí, lo cierto es que parece ser que no es como montar en bicicleta, que no se olvida nunca.

Inga Bernardo, profesora de inglés en un instituto en España, señala:

“El truco para llegar a tener un nivel de inglés óptimo no es otro que el del esfuerzo. Un idioma es como un ser vivo, hay que alimentarlo convenientemente y de forma constante. No sirven fórmulas milagrosas, ni métodos especiales mas que el de la motivación, constancia y práctica”.

Pues eso: esfuerzo.

Inga añade, además, que los pilares fundamentales sobre los que se debe armar el conocimiento de los idiomas son el vocabulario y la gramática. Y, a partir de ahí, “cimentar progresivamente las destrezas comunicativas que iremos adquiriendo con mucho empeño y esfuerzo”.

Así que a la hora de mantener ese idioma aprendido, debemos seguir haciendo hincapié también en recordar la gramática y el vocabulario. Además, poco a poco, ir ampliándolo.

A continuación encontrarás algunos consejos sobre cómo tratar de no olvidar lo aprendido:

– Para la comprensión auditiva:

Ver contenidos audiovisuales en el idioma que deseemos mantener (programas de televisión, películas, documentales, vídeos…).

– Internet.

– Televisión.

– DVDs.

Muy útil y divertido también es aprender con canciones. Ésta página contiene canciones modernas de varios idiomas. En la parte de abajo podemos encontrar la letra… ¡pero con huecos que hemos de rellenar con las palabras que falta! Ah, y la canción no sigue hasta que no rellenamos todos los huecos.

También sería recomendable hacerse con un libro de texto que incluya actividades de audio (en inglés los famosos “listening”) y practicar de vez en cuando.

Por supuesto, la mejor opción es siempre la de escuchar a nativos hablando. Para ello, intentar aprovechar las oportunidades que tengamos de oirles hablar y, cómo no, ¡de entablar conversación con ellos!

 – Para la comprensión lectora:

Inga Bernardo recomienda: “leer libros, revistas, periodicos en el idioma que deseamos mantener -adaptados o no a nuestro nivel-, apuntando cualquier vocabulario nuevo que pueda surgir en nuestra lectura en una libretita que iremos repasando para que ese nuevo vocabulario quede fijado en nuestra memoria”

Tomad nota: libretita. Será ahí dónde iremos apuntando cualquier palabra o estructura desconocida y revisarla con regularidad.

– Para la conversación:

Nuestra experta, Inga Bernardo, nos anima a hablar… “Una vez tenemos un nivel en el idioma que nos permitiera la comunicacion fluida, lo mejor para mantener y aumentar nuestros conocimientos, seria practicando el idioma en un contexto real con personas nativas. Hoy en día en todas las ciudades importantes del mundo existen meet-ups o intercambios en los cuales la gente queda una vez a la semana para practicar idiomas y socializar. Estos son de gran utilidad ya que nos obligan a poner en practica, de una forma realista, todos los conocimientos que ya tenemos y adquirir a la vez nuevos”.

Y tú, ¿qué “trucos” tienes para no olvidar ese idioma que taaaaaanto te costó aprender?

Pd: te animo a que eches un vistazo a este artículo sobre cómo mantener la fluidez en inglés de por vida.

 

Posted in Técnicas de estudio | 1 Comment

“Me voy a casa, mi móvil no tiene batería”

Algunos somos auténticos esclavos del móvil. Hace unos meses, publiqué unas entradas (ésta y ésta) sobre cómo desengancharnos un poco del teléfono… pero parece que es casi imposible.

Se nos ha ido la cabeza completamente.

Miramos más veces la pantalla de nuestro smartphone que cualquier otra cosa. Somos incapaces de vivir algo sin sentir la cosilla de contarlo en alguna red social; y, entonces, dejamos de vivirlo, para contarlo (recuerden al gran Márquez: Vivir para contarla , no contarlo y no vivirlo….).

¡Siempre estamos con el móvil!

Whatsapp por doquier, Facebook, Twitter… ¿qué les voy a contar que uds. no sepan?

Pero yo creo que basta ya. Seamos seres racionales por favor.

Al móvil, el caso que se merece. Que es más bien poco.

Disfrutemos de lo real, lo que tenemos delante; y, cuando estemos aburridos, el móvil. O una urgencia o qué se yo.

Desde sencilloesmejor.com te propongo restringir el uso del móvil; yo lo voy a hacer. Si se me empieza a caer el pelo o me meten en la cárcel por ello, ya os lo cuento. Hasta entonces, voy a disfrutar un poco de la libertad 🙂

 

Posted in Desarrollo personal / Personal development, Gestión del tiempo // Time management | Leave a comment

Las rutinas son buenas (hasta que dejan de serlo)

La mejor manera de incluir algo en nuestra vida diaria es que pase a formar parte de nuestra rutina. De manera que, pasado un tiempo, ya no nos costará llevarlo a cabo, porque habrá pasado a ser algo automático.

Hasta aquí todos contentos. Por ejemplo, deseo empezar a tocar la guitarra y me propongo practicar durante 15 minutos todas las mañanas nada más levantarme. He conseguido que se convierta en una rutina y lo hago casi de manera inconsciente.

Ahora bien, ¿qué ocurre cuando ya no nos enriquece esa rutina, ya no nos interesa… pero seguimos llevándola a cabo?

Nuestros intereses cambian y lo que hoy nos puede parecer bueno, mañana ya no lo es tanto. Pero tendemos a experimentar cierta resistencia al cambio; tanto para iniciar algo diferente como para dejar de hacer una actividad (aunque ya no nos guste como al principio).

Pongo otro ejemplo; en su momento me pudo parecer una 2012-04-05 09.37.57estupenda idea ir a clases de inglés los viernes por la noche. Pero ha llegado un momento que es un lastre, un rollo, una obligación horrible ir a esas clases cuando preferiría estar con mis amigos dando una vuelta por ahí. Pero, “como ya me he apuntado, qué dirán mis compañeros si dejo de ir, ‘debería’ seguir…” Y continúas martirizándote con el “speaking, writing y reading” todos los viernes noche.

¿Qué hacer entonces?

Revisa lo que haces con ojos críticos. Plantéate a cada momento si lo que haces es lo que realmente quieres o ya no.

Me refiero principalmente al tiempo de ocio; pero también en el trabajo. Es duro en los tiempos que corren cambiar de empleo, pero ir mirando otras opciones, formarte para acceder a otro trabajo que te apetezca más…

Piensa que sólo tenemos una vida. Y es mejor pasarla haciendo lo que, de verdad, queramos. Realmente no es obligatorio lo de las clases de inglés los viernes, igual aprendes más en un intercambio lingüístico los domingos por la tarde en un bar del centro.

Por tanto, en resumen:

Revisa en todo momento lo que haces.

– Asegúrate de que sea lo que realmente quieres.

Si no lo es, plantéate cómo cambiarlo por algo que sí te guste.

– No te sientas mal por dejar de hacer algo; antes no lo hacías y no pasaba nada. No se va a parar el mundo.

 

sencilloesmejor.com te desea feliz libertad de elección 🙂

Posted in Uncategorized | Leave a comment

GTD: casi no uso la bandeja física

Me he dado cuenta de ese hecho hace poco. Es una realidad, no la uso. Tengo un cesto verde en una estantería sobre el escritorio para tal efecto y casi siempre está vacío (es de la foto, casualmente lleno, pero no es lo habitual, lo llenaría para la imagen 😉

2013-06-19 10.06.41

De vez en cuando meto mi libreta porque he escrito algo y tengo que procesarlo; pero ocurre una vez al mes más o menos.

Para quién no sepa de qué estoy hablando, me refiero a la bandeja de entrada física que se recomienda tener cuando se utiliza el sistema GTD para organizarse.

Los usos que se supone que se tienen que dar a esa bandeja son:

– Para meter objetos físicos pequeños que necesiten alguna acción por nuestra parte (el ejemplo clásico es la grapadora sin grapas o la linterna sin pilas).

– Para meter papeles que requieran que hagamos algo con ellos (leerlos, que tienen apuntado algo que hacer, etc.).

– Hay quién también la usa para tener a mano la documentación de los “proyectos en curso“.

En general, son estos tres los usos que se le dan a la bandeja. De hecho, mucha gente GTDista tiene en realidad tres bandejas apiladas (una para cada uso).

Yo me las apaño de la siguiente manera:

– Los objetos físicos que requieran que haga algo: tomo nota en mi sistema (que gestiono con el móvil y el ordenador, nada de papel) de lo que haya que hacer. Cuando voy a salir de casa y tengo opción de hacer algún recado, reviso la lista #recados y miro qué puedo hacer (incluido lo que he apuntado de los objetos).

– Como digo, mi sistema GTD (que ya contaré en detalle más adelante cómo es exactamente) funciona con el móvil y el PC. Por tanto, lo que tengo que hacer, lo apunto allí. Si aparece algún papel que leer, anoto el recordatorio en #leer. Aunque, también es verdad que la mayoría de cosas las leo en internet (no hay papel de por medio, en la etiqueta #leer incluyo el link).

– La mayoría de la documentación con la que trabajo está en sistema digital; pero lo que tengo en papel está en el archivador, que es bastante cómodo para acceder a él cuando empiece a trabajar en el proyecto en cuestión y devolverlo allí al terminar.

Y ahora, lectores sencillistas, os pido que, por favor, me digáis qué uso le hacéis a vuestra bandeja de entrada física. Seguro que lo estoy haciendo mal y me estoy quedando tan ancha…

 

 

Posted in Gestión del tiempo // Time management, Getting Things Done | Leave a comment

GTD aplicado: aprovecha los trayectos

Uno de los usos más resultones de GTD, entre otros, por supuesto, es el de rentabilizar todo.

Y con “todo”, me refiero a, como dice la expresión popular: “no dar puntada sin hilo“. Es decir, el sistema GTD (Getting Things Done) permite tener un inventario de todo lo que necesite de acción por nuestra parte. Es decir, todo lo que tenemos / queremos hacer.

2011-09-29 21.25.02

Incluídos recados, compras, decir X a tal persona, comentar con otra determinado asunto, llevar noséqué a nosédónde, etc.

¿Véis por dónde va la cosa?

Exactamente. Para sacar el máximo partido a todo este engorro que supone apuntar todo, nos interesa revisarlo a menudo para determinar si podemos ir avanzando alguna de estas cosas sobre la marcha.

Pongo un ejemplo:

Voy a ir a la cena de cumpleaños de una amiga. De camino, puedo comprar eso que necesito en el supermercado, siempre y cuando salga antes de tiempo de casa. Allí, en la cena, estará el marido de otra amiga, al que tengo que comentar una cosa del ordenador que no me funciona y él entiende bastante de esto. Pero es, además, debo llevar a la del cumpleaños el regalo. Y a la vuelta me tendría que pasar por la calle X a comprobar si sigue cortada por obras porque mañana tengo que pasar por allí y si no, debería buscar otro modo de ir.

Puede parecerte exagerado. No lo es en absoluto. De hecho, en nuestro día a día hay más tareas que esas. Lo que pasa es que si no lo recordamos justo cuando nos hace falta, no lo podemos hacer.

Por tanto, cuando tengas que ir a algún sitio, revisa tus listas porque seguro que hay algo que puedes ir adelantando.

Y si no usas GTD…

Piensa también dónde vas, y trata de pensar si puedes adelantar algo.

Truco para sencillistas: si son varias las cosas que debes hacer en tu salida, extrae en una lista aparte esas tareas y llévala contigo. Luego revísala de vez en cuando y ve tachando lo que vayas haciendo.

Posted in Gestión del tiempo // Time management, Getting Things Done | Leave a comment

Cancela suscripciones de email de vez en cuando

132 mensajes nuevos

en su bandeja de entrada.

 

A mi eso me asusta. Y luego empiezas a escarbar, y la inmensa mayoría son boletines de ofertas, entradas de blogs a los que te suscribiste hace un millón de años y nunca lees, spam…

Pero ya han pasado dos cosas:

1. Has sentido pereza (o incluso “miedo”) al abrir tu correo. De hecho, puede que como ya supieras más o menos que aquello iba a estar así, has retrasado abrirlo.

2. Has tirado a la papelera valioso tiempo revisando correo tras correo para comprobar de qué se trataba, borrándolo… Incluso, alguno te ha enganchado y has saltado a otra página a ver qué era, y a otra, y a Facebook, y a Twitter… total, entre unas cosas y otras: 1 hora.

Es inevitable hasta cierto punto sucumbir a la tentación de suscribirse. Es taaaaan fácil hacerlo. Introduces tu correo, le das a la confirmación y ¡pista! Y quizá lo haces porque en un momento determinado te llamó la atención un contenido en concreto. Pero ya. Luego nunca te ha vuelto a interesar.

Por tanto, ¡actúa! No permitas que otros invadan algo tan tuyo como el correo electrónico. ¿No sería maravilloso abrirlo y ver que sólo hay mensajes interesantes?

Así que te propongo…

1º.- Cuando tengas un ratito, abre tu correo. Analiza cada mensaje.

2º.- Decide si es lo suficientemente interesante para tí como para que, con cierta periodicidad te “robe” tiempo y energía.

3º.- Cuando sepas cuales quieres dejar de recibir, busca abajo algún botón que te permita hacerlo.

4º.- Haz click en él y sigue todos los pasos que te pidan.

5º.- Disfruta de ser un poquito más libre.

 

Nota de la autora: lo explicado anteriormente no debe hacerse con este blog, que es y será siempre muy interesante para todo el mundo, jajaja 😉
Posted in Gestión del tiempo // Time management | Leave a comment

Céntrate en aquello que más te preocupa

Todos tenemos una o varias “bolas que tragar”. Me refiero a problemas o retos que absorben nuestra energía mental; cosas, en definitiva, a las que damos vueltas y vueltas, nos quitan el sueño y no nos permiten pensar libremente o siquiera pensar.

En numerosas ocasiones la “bola” se ha ido haciendo cada vez más grande porque la hemos esquivado, ignorado, hemos dado rodeos para acometerla… Muchas veces por miedo. Otras por no saber muy bien qué hacer. Otras por pereza.

Hoy te propongo que le des un mordisco a tu bola:

1. Identifica exactamente en qué consiste. Qué es aquello a lo que le das tantas vueltas.

2. Piensa cuál sería la solución ideal para tí.

3. Decide el siguiente paso a dar para alcanzar esa solución.

4. Comienza hoy mismo a llevarlo a cabo.

Muchas veces nos autoconvencemos de que antes debo hacer esta cosa, primero sería conveniente terminar esto otro… pero la realidad es que lo que nos está minando la energía es la “bola”. Y lo sabemos, porque es en lo que pensamos cuando nos vamos a quedar dormidos. Pero no nos atrevemos a hacer nada.

Atrévete. Da un primer paso, por mínimo que sea. Seguro que hoy duermes mejor.

Felices sueños.

Posted in Desarrollo personal / Personal development | Leave a comment

Minimalismo: ¿como deshacerte de cosas y no sentirte mal?

Ya hemos comentado en este blog cosas sobre minimalismo (aquí  y aquí ), se ha dicho que es intentar vivir con menos cosas fundamentalmente. Eso se consigue por dos vías:

A.- Deshaciéndote de cosas.

B.- No comprando más objetos.

2011-09-13 18.34.54

Hasta aquí todos contentos. Suena bien eso de tirar, donar, reciclar, regalar… pero ponte a hacerlo. Sale una vocecita interior y te dice: “me da pena, si me lo regaló X”, o “si es que está muy bien, a partir de ahora lo voy a usar más”… y te quedas con ello.

Bien es verdad que hay cosas que “caen por su propio peso”; es decir, que estás deseando quitártelas de encima. Pero otras no, y sigue el lastre.

Desde aquí no quiero hacer apología de deshacerte de cosas a lo loco, ni de entrar en la “cacharrofobia” como denomina Valentina al “vicio” de quitar cosas de enmedio.

Peeero… si estás mentalizado de que quieres empezar tu andadura minimalista, aquí tienes algunos consejos de cómo hacerlo con el menor trauma posible:

Se necesita tiempo: no se puede tener sólo aquello que uses y nada más de la noche a la mañana. Has de ir poco a poco; concienciándote de lo que vas a ganar, en lugar de ver sólo lo que vas a perder.

Practica el “uno al día”: se trata de deshacerte de UN objeto cada día.

Usa el “sistema del banquillo“: uno entra, otro tiene que salir.

– En ocasiones mejor no decírselo a nadie: si comentas a algún ser querido / cercano, puede que te animen a quedarte el objeto en cuestión alegando sentimentalismos varios. Si lo quieren ellos, que se lo queden. Si tú lo tienes decidido, no se lo digas. No lo van a echar de menos, te lo aseguro.

Quédate con lo mejor (o haz una foto): si de verdad es algo que tiene mucha carga emocional para tí, plantéatelo. No es cuestión de que te crees un trauma. Pero si puedes, quédate con algo muy bonito, una parte o haz una foto. Cuanto menos espacio ocupe, mejor.

– En este proceso de “minimalización”… piensa muy muy muy bien qué vas a comprar. Nadie mejor que tú, en conciencia, sabe si lo necesitas DE VERDAD o no.

¡Ánimo! La recompensa merece la pena 🙂

Posted in Minimalismo | Leave a comment

Cuatro pasos para prepararte mejor por las mañanas

Dicen que la primera hora de tu jornada es la que marcará el transcurso de la misma; por eso es importante que todo vaya como la seda. Sin prisas, relajados, con energía… todo muy bonito, pero, ¿cómo lo consigo?

  1. Prepara el máximo número de cosas la noche anterior: desayuno, ropa, cosas que tenemos que llevarnos… Todo lo que dejes listo por la noche es tiempo que ahorras por la mañana.
  2. Duerme lo suficiente. Suena a tópico, pero es real como la vida misma. Se necesitan dormir al menos 7 horas (6 y media apurando) para estar bien de energía durante el día. Si madrugas, acuéstate antes.
  3. Despiértate pensando en una cosa que te esté esperando que te haga ilusión. Puede ser algo rico en el desayuno, una prenda de ropa que te guste especialmente, una canción, una toalla mullidita… El caso es que te motive a saltar de la cama. Lo ideal es dejarlo también preparado la noche de antes. ¡Mímate!
  4. Desayuna en condiciones. Ganas tiempo si lo dejas preparado y, además, te apetece más que si tienes que ponerte a hacer todo en la mañana. Cada uno sabe lo que le viene bien a la hora del desayuno; lo importante es no salir de casa con el estómago vacío.

Estas son sólo algunas de las cosas que puedes hacer para comenzar tu jornada con mejor pie; y tú, ¿qué haces para prepararte mejor por las mañanas?

Este artículo lo publiqué en origen en el blog de El Canasto. Lo puedes ver aquí.

Posted in Gestión del tiempo // Time management, Organización-orden // Order, Productividad // Productivity | Leave a comment

Cómo evitar “perder los papeles”

“Perder los papeles” es una expresión popular que hace referencia a la explosión emocional que deriva en una respuesta inadecuada o desmesurada ante un hecho concreto.

2012-10-14 18.30.05

Una situación así, gritar, enfadarse en exceso, discutir acaloradamente puede hacer que “perdamos el rumbo” o nuestro equilibrio interior. Y esto, a su vez, deriva en horas o incluso días de “tener la cabeza en otro sitio” o no estar centrados en nuestro trabajo. Es decir, nos volvemos muy improductivos por darle vueltas a como nos comportamos en esa ocasión.

Yo no soy psicóloga ni pretendo sentar cátedra en este tema; sin embargo, buceando en la red he descubierto algunos consejos o recomendaciones para lidiar lo mejor posible con estos denominados “prontos” o explosiones emocionales.

  • Procura no responder en el momento de “acaloramiento“, es decir, justo cuando sientes que te estás enfadando mucho. Tomar aire, beber un poco de agua, salir a la ventana, ir al cuarto de baño y mojarse la cara… son algunas de las vías de escape para evitar a toda costa responder a nuestro enojo exacerbado. No caer en la rabia. No ceder a la tentación de responder en el momento.
  • Pero tampoco guardarlo siempre. Es bueno canalizar esa emoción. Hablarlo. Por lo visto, las emociones siempre salen; y pueden hacerlo en el momento más inoportuno. Por tanto es bueno que las saquemos nosotros,  con nuestras palabras, desde la calma y la cordura.
  • Lo más importante… analizar por qué con tal hecho saltó nuestro resorte. Hay que descubrir el motivo por el que nos enojamos, qué había de fondo que nos molestaba tanto. Y, una vez descubierto, trabajar sobre ello.

 

Nota de la autora: gran parte de la información está sacada de aquí.

 

Posted in Desarrollo personal / Personal development, Uncategorized | Leave a comment