Cómo fregar los platos más rápido

Hola!

No todo en esta vida va a ser trascendental y súper metafísico espiritual. También hay que fregar los platos. Y si podemos hacerlo de una manera más eficiente ganaremos un poco de tiempo y energía cada día. Además de no tener la sensación de que se nos va media vida entre fregar los platos, hacer la comida, la compra, limpiar los baños, barrer, fregar el suelo, hacer la cama… Madre del cielo! Vamos a empezar a ver cómo podemos hacer todo esto un poquito más fácil, rápido y sencillo. (Te recomiendo también esta entrada relacionada).

IMG_20150106_173107772_HDR

De momento hoy vamos a ver consejos para aligerar lo de fregar los cacharros. Voy a explicar cómo hacerlo a mano, no si tenemos lavavajillas. También hay truquillos por ahí para usar las máquinas, pero como yo ahora no tengo, no he buscado nada de eso 😉

 

1. Fregar en cuanto se use: aún no lo he probado, yo suelo dejar todo en la pila y cuando me apetece me armo de ganas y friego todo. Pero… al parecer y, en teoría puede estar bien, si usas algo y lo friegas, se tarda menos o gastas menos energía que apilándolo como yo. Además, cuanto menos pegada esté la suciedad, mejor sale.

2. Limpiar todo resto de comida de los cacharros: huesecillos, espinas, huesos de aceituna, restos de lechuga… van a la basura (de orgánico si es que separas). Las servilletas de papel, a la de papel. Barrio Sésamo versión 2.0. Gracias. A lo que voy, hay que dejar platos, cuencos  y demás lo más limpitos posible antes de dejarlos en la pila. Y a ser posible, eliminar con agua caliente ¡cuánto antes! restos de salsa, de grasilla, de lo que sea… Pillamos la idea, ¿no?

3. Fregar por categorías: platos con platos, cubiertos con cubiertos, ollas con sartenes… Parece ser que si unimos categorías nos cuesta menos que si pasamos de tenedor a cuenco y luego a taza y luego a olla y luego a cuchillo.

4. Y en orden: 

  1. Cristal: vasos (de agua, no si están de chocolate caliente de hace tres días; o de refresco). Ahora veréis la idea.
  2. Platos “limpios”: de esos que ya hemos quitado salsilla con agua caliente y parece que están limpios.
  3. Las cosas muy sucias: sartenes, ollas, platos muy sucios que no hemos quitado nada antes, etc.

5. Secar y colocar: es decir, no dejar en el escurreplatos por los siglos de los siglos Amén. Esto debe ser por el hecho de tranquilidad mental de ver la cocina recogida (si el escurreplatos está fuera de un armario). O por que no se queden cerquillos en las cucharas con ese agua que queda si no las pones bocabajo (sólo me pasa a mí?).

6. Limpiar el fregadero después de fregar: esto no es para que sea la cosa más rápida, si no por estética e higiene. Hacerlo.

Más cosas:

Lleva todo a la pila aunque no lo vayas a fregar en el momento. Nada de vasitos por ahí, tazas por allá (yo soy de esas, lo confieso, tazas de café en la habitación miles de veces, ¿verdad mamá?). Pero no hagáis lo que ¿hacía? yo. Todo a la pila y parece que hemos hecho algo.

Nada de montar parafernalias para fregar: me pongo música, hago meditación antes para estar preparada, me lo pienso ochenta veces y luego me pongo (después de quedarme 20′ delante de la pila con el móvil en la mano mirando el Facebook). Se hace y punto. Y cuanto antes mejor.

¿Cómo fregar?

Aquí hay muchas teorías que me parecen bien si a tí te valen y estás agusto con ellas. Yo lo que hago es:

  1. Enjabono todo en el orden que os he dicho antes y lo dejo en un lado (sin llenar la pila de agua ni nada, sólo enjabono, restriego con el estropajo, etc.)
  2. Aclaro todo siguiendo el orden y, a ser posible, pongo debajo del chorro con el que estoy aclarando otras cosas para que se vayan aclarando a la que cae el agua.

Eso es todo. Así lo he aprendido yo a hacer 😉 y me resulta cómodo y práctico. Pruébalo si quieres.

Lo que no hagas bajo ningún concepto, y me consta que hay gente que lo hace, es enjabonar algo, aclararlo, enjabonar otra cosa, aclararla… ¡no! U-ni-fi-ca tareas.

Últimos consejos:

– Usa jabón bueno. No voy a decir marcas, pero el verde de los anuncios de Villabajo es el mejor para mi gusto. Si usas jabón malo vas a gastar mucho más y puede que la grasa no salga.

Limpia la base de los platos también. Se ensucia, en serio.

– Lo más importante al fregar los vasos de agua es el borde, donde se bebe, que es lo que se toca, el resto no se ensucia casi nada ( a no ser que cojas el vaso con las manos de grasa de alitas de pollo y salsa barbacoa, que entonces sí, se pone perdido).

– Las tazas con restos de café llénalas de agua siempre en cuanto te lo termines y déjalo ahí si no lo vas a fregar aún. Luego eso sale fatal si no.

– No te cortes. Ten cuidado al fregar cosas con cuchillas (me da flojera de pensarlo).

Remángate. No hay nada más asqueroso (al menos para mí) que notar las manguitas mojadas.

IMG-20141206-WA0003

Y eso es todo, creo. ¿Tú qué haces para ahorrar energía fregando? ¿Todo lo que he dicho es completamente ridículo y lo sabía todo el mundo menos yo? ¿Soy la única persona en el mundo que se interesa por saber estas cosas? Escríbeme, comenta, déjame un mensaje en el facebook, en el Twitter, en Instagram, en el correo (irene.rodriguez.garcia@gmail.com) o ven a verme a Dinamarca y lo hablamos.

Besitossssssssssss

 

Sobre las fotos:

La primera no es de mi casa de aquí de Dinamarca, es de una en Suecia que cogimos por Airbnb, en concreto ésta. Que si vas algún día por allí, te la recomiendo encarecidamente. Es como vivir en Ikea en el campo, algo así. Gracias Ivonne!(además nos dejó bombones divinos y flores frescas).

La segunda sí es de mi casa de Dinamarca, es la cocina, como podéis ver, y entra el sol  por la tarde.

 

 

About Irene

Periodista. He vivido ya en Inglaterra y ahora estoy en Dinamarca, siempre buscando mejorar, aprender, y ser feliz (y no necesariamente en ese orden). Creo que lo más sencillo es siempre lo más efectivo. Aquí te cuento cómo mejorar tú también, ser más ordenado, cómo inspirarte para hacer cosas y alguna que otra chorrada :)
This entry was posted in Organización-orden // Order and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

4 Responses to Cómo fregar los platos más rápido

  1. Josan Garcia says:

    Así es como me enseñaron a mí desde niño. Y doy fe de la razón que tienes. ¿Me permites añadir otra sugerencia?
    Escuchar algún programa interesante, y tratar de acabar todo antes de que termine el programa.

    Yo me suelo escuchar un podcast que dura de 20 a 30 minutos, al cual estoy enganchadísimo. Y solo lo escucho cuando me pongo a fregar y a otras tareas domésticas. Eso hace que “faenar” me resulte hasta agradable, e incluso impacientarme para hacerlo. Ya que me tengo puesto como condición, de que sólo puedo escuchar podcasts mientras faeno.

    Al menos a mí, me ayuda muchísimo. Empiezo a fregar (y a otras cosas) con ganas, y ha de estar todo terminado en ese plazo de 20-30 minutos.

    • Irene says:

      Muy buena aportación Josán!

      Cuando hay muchas cosas que fregar es una muy buena idea, si no, entraríamos en la “preparación excesiva”, que llamo yo 😉

      Pero es genial para el resto de tareas también, tienes razón!

      Muchas gracias por comentar 🙂

  2. Alejandra says:

    Hola. Me encanta tu blog y esperaba con ganas tu vuelta. Las entradas sobre limpieza son muy utiles y necesarias ya que no hay tiempo ni ganas para hacerlo. Sugerencias: plan semanal/mensual, organizacion en plan expres, nada de maratones. Muchas gracias. Saludos.

    • Irene says:

      Gracias Alejandra! Nada de maratones, por supuesto que no! Otro tip es limpiar algo (el lavabo del baño, por ejemplo) cuando lo veas sucio. Es decir, no esperar a la “limpieza del baño completa”, si no ir haciéndolo conforme surja. A mí me funciona!

Leave a Reply

Your email address will not be published.