GTD aplicado: aprovecha los trayectos

Uno de los usos más resultones de GTD, entre otros, por supuesto, es el de rentabilizar todo.

Y con “todo”, me refiero a, como dice la expresión popular: “no dar puntada sin hilo“. Es decir, el sistema GTD (Getting Things Done) permite tener un inventario de todo lo que necesite de acción por nuestra parte. Es decir, todo lo que tenemos / queremos hacer.

2011-09-29 21.25.02

Incluídos recados, compras, decir X a tal persona, comentar con otra determinado asunto, llevar noséqué a nosédónde, etc.

¿Véis por dónde va la cosa?

Exactamente. Para sacar el máximo partido a todo este engorro que supone apuntar todo, nos interesa revisarlo a menudo para determinar si podemos ir avanzando alguna de estas cosas sobre la marcha.

Pongo un ejemplo:

Voy a ir a la cena de cumpleaños de una amiga. De camino, puedo comprar eso que necesito en el supermercado, siempre y cuando salga antes de tiempo de casa. Allí, en la cena, estará el marido de otra amiga, al que tengo que comentar una cosa del ordenador que no me funciona y él entiende bastante de esto. Pero es, además, debo llevar a la del cumpleaños el regalo. Y a la vuelta me tendría que pasar por la calle X a comprobar si sigue cortada por obras porque mañana tengo que pasar por allí y si no, debería buscar otro modo de ir.

Puede parecerte exagerado. No lo es en absoluto. De hecho, en nuestro día a día hay más tareas que esas. Lo que pasa es que si no lo recordamos justo cuando nos hace falta, no lo podemos hacer.

Por tanto, cuando tengas que ir a algún sitio, revisa tus listas porque seguro que hay algo que puedes ir adelantando.

Y si no usas GTD…

Piensa también dónde vas, y trata de pensar si puedes adelantar algo.

Truco para sencillistas: si son varias las cosas que debes hacer en tu salida, extrae en una lista aparte esas tareas y llévala contigo. Luego revísala de vez en cuando y ve tachando lo que vayas haciendo.

About Irene

Periodista. He vivido ya en Inglaterra y ahora estoy en Dinamarca, siempre buscando mejorar, aprender, y ser feliz (y no necesariamente en ese orden). Creo que lo más sencillo es siempre lo más efectivo. Aquí te cuento cómo mejorar tú también, ser más ordenado, cómo inspirarte para hacer cosas y alguna que otra chorrada :)
This entry was posted in Gestión del tiempo // Time management, Getting Things Done. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published.