Cuando decides ocuparte, dejas de preocuparte

Tienes un “problema” o una situación conflictiva y ronda en tu cabeza en todo momento.

Vas a dormir y lo piensas.

Lo das vueltas cuando estás con tus amigos tomando una caña.

También se te viene a la cabeza viendo tu serie favorita.

¿Por qué?

Porque no has tomado una decisión con respecto a ello.

Lo que haces no es ocuparte es pre-ocuparte. Algo totalmente improductivo.

¿Qué hacer?

1. Identifica exactamente qué es lo que está rondando por tu cabeza.

2. Visualiza cuál sería el mejor resultado posible para ello.

3. Define acciones concretas para conseguir ese resultado deseado.

4. “Agenda” esas acciones.2013-05-22 11.08.08

5. Llévalas a cabo a su tiempo.

6. Despreocúpate.

En realidad el paso 6 vendrá solo; porque en el momento en que estás ocupándote de ello, dejas de preocuparte.

 Truco para sencillistas: si no sabes cómo empezar a ocuparte del asunto, intenta plasmarlo en un papel. Anota palabras, dibuja, lo que sea con tal de que empiece a esclarecerse aquello.

About Irene

Periodista. He vivido ya en Inglaterra y ahora estoy en Dinamarca, siempre buscando mejorar, aprender, y ser feliz (y no necesariamente en ese orden). Creo que lo más sencillo es siempre lo más efectivo. Aquí te cuento cómo mejorar tú también, ser más ordenado, cómo inspirarte para hacer cosas y alguna que otra chorrada :)
This entry was posted in Desarrollo personal / Personal development, Gestión del tiempo // Time management, Organización-orden // Order. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published.