El inmenso placer de hacer bien las cosas

En este blog hemos tratado mucho el tema de gestionar bien nuestro tiempo, de aprovechar momentos, de agendas, de planficar… incluso he abogado personalmente por desterrar el perfeccionismo.

Puede parecer entonces que la entrada que estás leyendo contradice todo lo anterior. Nada más lejos de la realidad.

Siempre he defendido que saber hacer un buen uso de nuestro tiempo, centrarnos en una sóla tarea cada vez, tener identificadas nuestras metas, entre otras cosas, forma parte de una filosofía de vida en la que el descanso es igual o más importante que el trabajo. No se trata de trabajar más, si no mejor.

Y en este sentido, hoy te propongo disfrutar del placer que da hacer bien las cosas.

Me refiero en concreto a dedicar un poco de tiempo extra a las tareas hasta que queden como nosotros querríamos.

Se trata de hacer un equilibrio entre el perfeccionismo excesivo y la “chapuza”.

El vertiginoso ritmo de vida actual, nos lleva casi irremediablemente a la multitarea, a terminar cuanto antes, a correr, a dejar todo a medias, a no cuidar los detalles, a no prestar atención a prácticamente nada…

Y eso pasa factura. Un entorno desordenado (porque no nos hemos tomado la molestia de devolver cada cosa a su lugar), no terminar las tareas (porque hemos empezado otra y ya no hemos vuelto a la anterior), hacerlo mal… nos provoca frustración y puede llevarnos directamente a la depresión o a estados de ansiedad.

Quiero hacer aquí un inciso para aclarar que cuando digo “tareas” me refiero a todo lo que rquiere acción por nuestra parte (ya sea meter los platos al lavavajillas o preparar un informe para el trabajo).

Existe un movimiento denominado “Slow” que predica hacer las cosas a su tiempo, con tiempo y no prestando atención al tiempo. Volver a la esencia, disfrutar de los momentos, y relajarnos.

Unido a esto, si bien este movimiento es mucho mayor que lo que hoy te expongo aquí, te propongo lo siguiente:

Presta atención a lo que haces, mima los detalles, déjalo justo como quieres, y regocíjate con el resultado.

2012-02-09 20.28.53

Porque recuerda que: terminar tareas, celebrar pequeños éxitos, avanzar aunque sea a pasitos cortos… hacen que terminemos proyectos, celebremos grandes éxitos y avancemos a grandes zancadas.

Disfruta

About Irene

Periodista. He vivido ya en Inglaterra y ahora estoy en Dinamarca, siempre buscando mejorar, aprender, y ser feliz (y no necesariamente en ese orden). Creo que lo más sencillo es siempre lo más efectivo. Aquí te cuento cómo mejorar tú también, ser más ordenado, cómo inspirarte para hacer cosas y alguna que otra chorrada :)
This entry was posted in Desarrollo personal / Personal development, Organización-orden // Order, Productividad // Productivity. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published.