¿Cuándo una llamada es mejor que un mensaje escrito?

Tanto las llamadas de teléfono como los correos electrónicos han sido temas que hemos tratado en este blog, y siempre me he mostrado más a favor de solucionar las cosas por escrito que llamando.

¿Por qué?

Porque el lema de este blog es que “es peor robar tiempo que dinero, porque el primero nunca se puede recuperar”. Y es que una llamada de teléfono en ocasiones puede suponer acabar con la planificación de la jornada de la otra persona (y también de la tuya propia).

Por eso, antes de descolgar el teléfono para llamar a alguien…

Piensa si realmente es necesario llamar, o, por el contrario, se puede solucionar con un mensaje de texto por cualquier vía electrónica. O, también, si lo mejor es hablarlo en persona.

Decide si el momento de hacer la llamada es el propicio para la persona con la que te vas a comunicar. Valora durante unos segundos qué puede estar haciendo y si le vas a importunar.

Si imprescindible llamar, pero puede esperar, pregunta a la persona en cuestión cuándo le viene mejor que le llames.

Pero, ¿hay algún momento en que es mejor llamar que escribir?

Sí; principalmente cuando se está en horario laboral y el tiempo es escaso, se debería llamar por teléfono cuando los correos electrónicos se están tornando “conversación”. Es decir, cadenas casi interminables de mensajes que implican tiempo y esfuerzo y que, con una llamada, se solucionaría en cuestión de minutos.

Y además:

Cuando el tema es delicado, y un mensaje sería demasiado frío. En ocasiones, escuchar la voz de alguien vale más que lo que se dice.

– Aunque no sea en el entorno laboral, pero la cuestión requiera de preguntas y respuestas, lo mejor es una llamada.

Cuando no se puede esperar.

Cuando queremos que haya constancia de que esa conversación se ha producido (para efectos legales, por ejemplo). Porque siempre se puede alegar que “no llegó el mensaje”.

About Irene

Periodista. He vivido ya en Inglaterra y ahora estoy en Dinamarca, siempre buscando mejorar, aprender, y ser feliz (y no necesariamente en ese orden). Creo que lo más sencillo es siempre lo más efectivo. Aquí te cuento cómo mejorar tú también, ser más ordenado, cómo inspirarte para hacer cosas y alguna que otra chorrada :)
This entry was posted in Desarrollo personal / Personal development, Gestión del tiempo // Time management. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published.