Cómo organizar la limpieza de la casa

Limpiar la casa es una de las tareas que casi todos tenemos que desarrollar en nuestra vida diaria. Para algunos puede ser un verdadero quebradero de cabeza, porque la suciedad se va acumulando y cada vez se hace más difícil ver la casa reluciente.

En esto lo importante es marcarse unas pautas. En esta entrada dividiremos las tareas por la periodicidad con la que deberían hacerse: siempre, a menudo y de vez en cuando.

Siempre

Mantener la casa ordenada. En este blog hemos tratado repetidamente la importancia de que todo tenga su sitio. Para que la casa se vea limpia, lo primero es que cada cosa esté en el lugar que le corresponda (si no es así, lo primero de todo es buscar un lugar para cada objeto).

Rutina de limpieza. para que la casa se mantenga limpia, es importante establecer rutinas que se deben cumplir siempre y por todas las personas que viven en la casa(como quitarse los zapatos al entrar en casa, recoger los platos y meterlos al lavavajillas o fregarlos a mano o tirar la basura). Es fundamental que cada habitante colabore en el mantenimiento de la limpieza de la casa. Si todavía no está establecido quién hace qué, es el momento de hacerlo. Si hace falta, por escrito.

Los materiales. Es importante tener un buen equipo de limpieza y en un lugar de fácil acceso. Como sugerencia personal, animo a usar productos que sirvan para varias cosas y tener sólo lo necesario (al fin y al cabo, agua caliente y algo de jabón limpia casi todo y no hace falta tener un armario hasta arriba de sprays).

A menudo

Hay que cosas que se pueden (y se deben) ir haciendo cuando surge el “problema”; como pasar una bayeta y aclararla cuando se ensucia algo. Además:

Ventilar: la habitación de dormir debe airearse nada más levantarse uno y durante unos diez minutos. Es la mejor manera de alejar a los ácaros y de refrescar el ambiente.

Hacer la cama: a diario. No hay nada que cause peor impresión que una cama deshecha a las cinco de la tarde. Ah, las sábanas y toallas deben cambiarse con asiduidad.

Limpiar los baños: se debe hacer prácticamente a diario (si bien depende del uso que se haga de él). Y cada cierto tiempo, con lejía.

Barrer, fregar y recoger la cocina: según el uso, incluso se debería hacer varias veces al día (después de cada comida). Y cada cierto tiempo, limpiar a fondo armarios, frigorífico, etc.

Limpiar el polvo y pasar el aspirador: una o dos veces por semana es suficiente (aunque depende si hay animales domésticos o niños que ensucian más).

Tirar la basura: de la cocina debe tirarse, al menos una vez al día (principalmente cuando hay restos orgánicos) y del resto de la casa, cuando esté lleno el cubo (cuando sean deshechos que no causen mal olor).

Recoger las cosas. Trata de que todo esté en su lugar. Si es posible, que no se quede nada por medio antes de la hora de ir a dormir. A la mañana siguiente será descorazonador ver los trastos por medio (también hablo de cuando se celebran fiestas en casa, por lo menos lleva todo a la cocina) 😉

De vez en cuando:

Pasar el aspirador a sofás y sillones: alejan a los ácaros y evitan posibles alergias.

Limpiar armarios, adornos, puertas, ventanas…: con una bayeta húmeda y siempre teniendo en cuenta el material del que estén hechos (hay que tener especial esmero con picaportes y otros objetos que se toquen a menudo, se deben desinfectar).

Limpieza general: me refiero a lavar colchas, cortinas, limpiar azulejos, encerar lo “encerable” etc. Lo habitual es hacerlo una vez al año cuando llega la primevera (así es más fácil que se seque al aire). También esta limpieza implica ordenar la casa: regalar lo que no se quiera y esté en buen uso, tirar cosas, etc.

Nota de la autora: esto es una guía básica. Seguro que se me han olvidado cosas y hay otras que no he incluido porque no pertenecen a “limpieza” propiamente dicha (como coladas, o preparar comidas o regar las plantas).

* Parte de la información de esta entrada está sacada del libro “Liampiar con Svabba”, que publicó hace tiempo Ikea para su sección Family (lo he buscado por internet y no lo encuentro, no sé si seguirá en las tiendas). Esta obra además contiene trucos útiles de limpieza como productos o maneras de limpiar ciertos materiales.

About Irene

Periodista. He vivido ya en Inglaterra y ahora estoy en Dinamarca, siempre buscando mejorar, aprender, y ser feliz (y no necesariamente en ese orden). Creo que lo más sencillo es siempre lo más efectivo. Aquí te cuento cómo mejorar tú también, ser más ordenado, cómo inspirarte para hacer cosas y alguna que otra chorrada :)
This entry was posted in Organización-orden // Order. Bookmark the permalink.

7 Responses to Cómo organizar la limpieza de la casa

  1. Pingback: Cómo organizar la limpieza de la casa | Sencillo es mejor

  2. Pingback: Tu casa es como tú eres (pero puede ser como tú quieres). » Sencillo es mejor

  3. Fantástico artículo. Hace poco vi este libro en otro artículo y creo que tenia un enlace para comprarlo en una tienda online. Lo busco y si lo encuentro te lo paso! Saludos.

  4. Pingback: Cómo fregar los platos más rápido » Sencillo es mejor

  5. Anonimo says:

    Muy buen artículo. Así parece facil 🙂

  6. Elena says:

    Muy buenos consejos, también he leído aquí http://www.limpiezasexpress.com/trucos-de-limpieza/codigo-de-color-para-limpiar-la-casa sobre el código de color y la verdad es que resulta muy útil para limpiar la casa. Muchas gracias por la informacion!

Leave a Reply

Your email address will not be published.